¿Cuáles son las características de un contrato de seguro?

El seguro, como contrato, se define como un contrato consensual, bilateral, aleatorio, de adhesión y de duración determinada.

Es consensual porque se realiza bajo el consentimiento de las distintas partes.
Bilateral ya que la relación implica que ambas partes recojan obligaciones y derechos: Por un lado, la obligación de pagar la prima y derecho a cobrar una prestación (Tomador) y por otro lado, la obligación de cubrir un riesgo y el derecho a cobrar una prima (Asegurador).
Aleatorio porque el posible siniestro se dará de forma fortuita, no es algo que sepamos que va a ocurrir.
De adhesión significa que una de las partes propone las condiciones (Aseguradora) y la otra parte las acepta (Tomador).
La duración es determinada porque siempre está fijada de una fecha a otra, o en otros casos, hasta que ocurra un hecho concreto (fallecimiento en los seguros de vida por ejemplo).
Es un contrato que puede ser a favor de terceros, como ocurre en los seguros de vida, donde el beneficio va a parar a una persona distinta del Tomador.
A veces, los seguros en vez de ser bilaterales son coaseguros, es decir contratos en los que por un lado está al Tomador, y por el otro, en vez de un solo Asegurador, tenemos varios. Cada uno de los Aseguradores es independiente del otro, y sólo responden ante la proporción del riesgo que cubren.
Hay que diferenciarlo del seguro múltiple, donde el Tomador hace distintos seguros con distintos Aseguradores para un mismo objeto.

SUJETOS DEL CONTRATO DE SEGURO

Los sujetos básicos del contrato de seguro son: el Tomador, el Asegurado y el Asegurador.

El Tomador o contratante, es la persona física o jurídica que suscribe el contrato de seguro, asumiendo las obligaciones del contrato, especialmente el pago de la prima de la póliza.

El Asegurado es la persona que está expuesta al riesgo, siendo él o sus bienes los protegidos por el contrato. Esto se hace visible en el derecho a recibir una indemnización si se produce el hecho asegurado.

En muchos casos el Tomador y el Asegurado son la misma persona, asumiendo tanto las obligaciones como los derechos, como ocurre en la mayoría de seguros de auto.

El Asegurador o compañía de seguros, es la persona jurídica que se dedica a cubrir las consecuencias de que se produzca el hecho asegurado a cambio de un precio llamado prima.

En ocasiones, aparece la figura del Beneficiario, que es la persona física que tiene derecho a recibir la indemnización fijada en la póliza de algunos contratos de seguro, como en seguros de vida o de daños.

Es importante concretar que no es el Asegurado el que decide quién será el Beneficiario del seguro, sino que lo decidirá el Tomador.7704406 Baja

Esta entrada fue publicada en Formación en Seguros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.