La regla proporcional, el infraseguro y los problemas que generan.

La regla proporcional-y cómo nos puede afectar

A la hora de contratar un seguro que proteja nuestro patrimonio, no sólo debemos centrarnos en las coberturas que contratamos sino también en el valor que le damos a nuestros bienes, ya que éste valor será determinante a la hora del siniestro: si hemos calculado y recogido en la póliza bien ese valor, cobraremos lo suficiente como para reponernos del impacto económico del siniestro, pero si lo hacemos mal, no recibiremos una indemnización suficiente y no nos pagarán el importe del siniestro….CON TODA LA RAZÓN.

Cuando empecé la carrera de Derecho en la Universidad de Deusto hace unos cuantos lustros, recuerdo el impacto que me produjo una máxima legal : “El desconocimiento de la ley no nos exime de su cumplimiento”.

Hay que tener en cuenta que los seguros están regulados por la ley, entonces, el hecho de que desconozcamos la legislación sobre seguros siempre actuará en nuestro perjuicio si no nos aseguramos correctamente, y cuando la Aseguradora no nos pague más que una parte del siniestro, tendrá motivos legales para ello.

Por eso resulta muy importante que el seguro que contratemos contemple los valores correctos del “riesgo” (el bien que deseamos asegurar) porque en caso contrario, es decir, si el valor (suma asegurada) resulta ser menor al valor real del riesgo asegurado, la Aseguradora nos aplicará la “Regla proporcional” para determinar cuánto nos paga.

Y ¿qué es esta regla proporcional?
Es una simple ecuación matemática, que se aplica en caso de siniestro parcial, para determinar cuánto hay que indemnizar en el caso de que exista infraseguro.


 

                                     Capital asegurado   x  Importe de los daños

Indemnización =    —————————————————–

Valor real del bien asegurado

 

El artículo 30 de La Ley de Contrato de Seguros dice : “Si en el momento de la producción del siniestro la suma asegurada es inferior al valor del interés, el asegurador indemnizará el daño causado en la misma proporción en la que aquélla cubre el interés asegurado .

Las partes, de común acuerdo, podrán excluir en la póliza o con posterioridad a la celebración del contrato, la aplicación de la regla proporcional prevista en el párrafo anterior.”

Para que nos quede más claro imagina que aseguraste tu casa mediante una póliza de  por un importe de 30.000 € porque alguien te convenció que así pagabas menos.  En un descuido mientras cocinabas, se prendió fuego primero la sartén, luego gran parte de la cocina. Para colmo no tenías un extintor a mano y pocos minutos, menos mal que llegaron los bomberos. Los daños se tasaron en 12.000 €.  El valor real de tu casa, (que no es el mismo que el valor de compra), es de 72.000 €, según diversas tablas de mercado. La fórmula sería:


                                          30,000 €   x  12,000 €

Indemnización =    ———————————-    =      5,000 €

                                                   72,000 €

 

Cuando tienes un siniestro de 12,000 €, quieres que la compañía te los pague, como es lógico. Pero si tienes un infraseguro, la Ley de Contrato de Seguro te considera como Asegurador de la parte que no has asegurado en la póliza; entonces es como si tú, mediante el contrato de seguros, aceptas hacerte cargo de esa parte del siniestro y la compañía de seguros del resto, es decir de los 5,000 € del ejemplo.

El infraseguro obedece a una situación de hecho en la que el tomador declara un importe asegurable inferior al valor real del riesgo asegurado, con lo que se ahorra una parte sustancial de la prima, a lo que el legislador pone coto estableciendo una proporcionalidad entre lo asegurado y el valor de lo efectivamente asegurado por el tomador.

Ya que da igual que lo hayas hecho para ahorrarte  parte de la prima o no, o por desconocimiento, o por fiarte de algún amiguete, lo cierto es que sólo te van a pagar una parte del siniestro. ¿Cómo evitarlo?

Preocupación

Acudiendo a un corredor de seguros que te asesore y te ayude a escoger una póliza en la que la compañía de seguros indica que no te aplicara la dichosa Regla Proporcional. Esto lo hacen muchas compañías cuando aseguras,  como mínimo, el capital recomendado por ellas.

Tu corredor también se ocupará de verificar que en tu póliza estén dos cláusulas importantes : Cláusula de margen de error y Cláusula de Compensación de Capitales que paliarán los efectos del infraseguro. Pero esas cláusulas serán objeto de otro post. 8-)

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario