¿Qué sería de tu vida si te quedases inválido? ¿Cómo protegerte a ti y a tu familia antes de que suceda?

Lo que descubrirás en este informe:

• Cómo proteger tus ingresos si te quedas inválido
• Estadísticas sorprendentes sobre lo común que es que una persona ‘normal’ sufra una invalidez que le prive de sus ingresos
• Por qué algunas pólizas de seguros que cubren Invalidez no son suficientes
• Cuanta protección comprar y cuanta no comprar
• Lo que nadie explica y mucho, mucho más!

La gente normalmente piensa en sus seguros para proteger sus propiedades : sus casas, sus coches, sus negocios. Pero ¿qué pasa contigo? ¿Qué pasa si te enfermas, tienes un accidente grave o incluso qué sucede si mueres? ¿Cómo te proteges a ti y a tu familia en estos casos?

¿Qué pasa si sufres una enfermedad grave o un accidente que te obligue a incurrir en gastos enormes y te prive de tus ingresos porque no puedes trabajar?

¿Como vais a afrontar en casa todos los gastos si no puedes trabajar por un largo periodo de tiempo?

Obviamente, no es agradable pensar en estas cosas pero no plantearse los escenarios posibles antes de que suceda lo que tememos es el error más grave que podemos cometer en la vida.

El Seguro de Invalidez

Puede parecer que una invalidez es algo que no sucede con frecuencia. Tú sufres un accidente o una enfermedad que no te permita trabajar por un largo periodo de tiempo– seis meses, doce meses o incluso más de una anualidad. Suena improbable, verdad? . Pues no lo es.

* Hecho : Estadísticamente, uno de cada cinco trabajadores se queda inhabilitado para trabajar durante algún tiempo al menos una vez entre los 35 y los 65 años. Y uno de cada siete trabajadores se queda inhabilitado para trabajar por lo menos durante cinco anualidades antes de llegar a los 65. Si tienes 30, el tema empeora : uno de cada 3 trabajadores coge una baja prolongada ( de más de 90 días) antes de cumplir los 60. A los 40 , tres de cada 10 trabajadores cogen una baja prolongada y a los 50, uno de cada seis.

En realidad,tienes muchas más probabilidades de quedar inhabilitado para trabajar por una baja prolongada causada por enfermedad o accidente durante tu vida laboral que de fallecer. Y sin embargo, la mayoría de los autónomos compran seguros de vida (que cubren el fallecimiento) y no compran un seguro que pueda reponer los ingresos que dejan de percibir por baja por enfermedad o accidente.

Cobertura de Invalidez : Muchas Opciones; Cómo Escoger

Los seguros de Invalidez o Accidentes pueden reponer parte o casi todos los ingresos que dejas de percibir si te enfermas o sufres un accidente que te impida trabajar. Aunque esto parece muy sencillo, hay muchos tipos de seguros de Invalidez. Alguno de estos, están disponible para todos nosotros :

Seguridad Social — Si no puedes trabajar porque estas de baja por accidente o enfermedad, puedes acceder al pago de la prestación por baja por parte de la Seguridad Social. Estos pagos no suelen ser por cifras muy altas y no reponen la mayor parte de tu pérdida de ingresos.
* Hecho : los baremos de pago son bajos. En unos casos se te da al 60% del baremo y si pagas el complemento de accidente, solo durante los 20 primeros días se te da hasta el 75% del baremo. A partir del día 21, todos cobran el 60% del baremo, que en ningún caso es el 60% de tus ingresos.

Seguro de Accidentes Colectivo. Si te accidentas o contras una enfermedad grave y tu empleador te tiene en póliza de convenio de tu sector, puedes beneficiarte de la indemnización que corresponde a tu convenio. Sin embargo, las prestaciones por convenio varían de provincia a provincia y en cualquier caso no suelen ser muy altas . Además dependerán en su cuantía del grado de invalidez que te conceda la Seguridad Social, mientras que muchos convenios solo conceden prestación económica para casos de invalidez absoluta y permanente. La mayoría no contempla las bajas por enfermedad o accidente como invalidez. Con lo cual, la pérdida de ingresos esta casi garantizada. La enfermedad grave o accidente, además debe de ser reconocido como laboral para tener derecho a indemnización.

Seguro de Accidentes de tu empresa. Muchas grandes empresas ofrecen a sus empleados pólizas de accidentes más completas. Lo que pasa es que hay que estar en una de esas grandes empresas y estar dado de alta en el TC2 de la empresa para tener derecho a prestación. Los autónomos no suelen estar dados de alta en el TC2, primeramente. En segundo lugar, estas pólizas de empresa suelen limitar el porcentaje de ingresos por trabajador que se repondrá en caso de baja ( por ejemplo, el 60% de tu salario) y también tienen limitaciones en cuanto al tiempo en que se concederá la prestación (6 meses, 12 meses) y tendrán una franquicia ( se empieza a pagar tras un mes de baja, por ejemplo.) Estas prestaciones están sujetas a impuestos y no te las puedes llevar contigo si cambias de trabajo.

Seguro de Baja Diaria por Enfermedad o Accidente

Otra opción para cubrir las bajas prolongadas e improductivas, opción que cada vez mas contratan los autónomos, es comprar una Póliza de Baja Diaria por Enfermedad o Accidente.
Se puede contratar poco dinero por día de baja o mucho dinero por día de baja. Cuanto necesitas realmente? En general, recomendamos que contrates lo suficiente para cubrir el 70% de tus ingresos antes de impuestos.

* Nota. Si tus ingresos mensuales ascienden a 2.200 euros, necesitaras contratar unos 50 euros por día de baja, pero hay un montón de variables que considerar. Deberías consultar con un Corredor de Seguros especialista en Bajas Diarias para determinar qué cantidad mensual necesitas contratar.
También hay numerosas opciones sobre a partir de qué día de baja se cubre y por cuánto tiempo. Puedes comprar una baja diaria por un periodo de tres meses, 6 meses, 12 meses, 24 meses o mientras vivas.

* Consejo. Generalmente un seguro de Baja diaria se debe adquirir por periodos largos. Comprarlo para periodos cortos solo es un parche y hay que recordar lo que la Seguridad Social puede tardar en calificar un accidente grave en invalidez absoluta y permanente (meses!) y empezar a pagarte la pensión por Invalidez. Además habría que ver como cotizas como autónomo para saber a qué prestación podrías aspirar.

Además este tipo de póliza viene con periodos de carencia y con franquicias. Las franquicias son los días que la Aseguradora no paga (3 días, una semana, quince días, etc.) y también cuentan con periodos de carencia: el tiempo que debe transcurrir desde que contratas la póliza hasta que esta te cubre un accidente o invalidez) .Los periodos de carencia pueden ser desde 60 días hasta 180 días y 9 meses para embarazo). Si el periodo de carencia es muy bajo, la póliza costar más.

Información Importante: ¿Qué es una Invalidez?

Cuando se contempla la posibilidad de adquirir una póliza de Invalidez, es vital leerse las definiciones de ‘Invalidez’, de ‘Enfermedad’, de ‘Accidente’, y ver cómo esa definición afecta a tu situación específica.
Las Invalideces llevan adjetivos, tales como ‘Absoluta y Permanente’ y ‘Total y Permanente’ y también ‘Parcial’ y ‘Temporal’. La mayoría de las Invalideces son o bien parciales o temporales, pero la diferencia entre Absoluta (invalidez que te impide realizar cualquier tipo de trabajo) y ‘Total’ (la que te impide el desarrollo de tu profesión habitual) puede determinar que la póliza te sirva para garantizar tus ingresos habituales o que sencillamente tires tu dinero.

* Consejo. Si estás considerando comprar una póliza de invalidez que sólo te cobra la invalidez Absoluta y Permanente, puedes estar malgastando tu dinero.

Las pólizas de Invalidez también tienen definiciones relativas a tu ocupación. La mejor opción, aunque resulte más cara, es la cobertura que entra en juego cuando no puedes realizar tu trabajo habitual.

* Ejemplo. Supongamos que un neurocirujano pierde su mano en un accidente. Esa persona puede seguir siendo medico, pero no podrá realizar cirugía alguna. Esto afectara a su nivel de ingresos? ¡Desde luego!
Si tuviese contratada una póliza de Invalidez Absoluta y Permanente no estaría cubierto porque aun puede trabajar como médico. Si tiene contratada la Invalidez total, si estaría cubierto porque aunque puede trabajar, está inhabilitado para su profesión habitual de cirujano.

Por último, hay que tener en cuenta que algunas pólizas definen la Ocupación del tomador de manera muy amplia y otras lo hacen de manera restrictiva. Esto afectará a la cobertura.

Cuando la Invalidez se define como Pérdida de Ingresos…

Algunos aseguradores ofrecen un tipo de cobertura que no define la invalidez en términos de una ocupación, sino en términos de pérdida de ingresos. Imagínate que tienes un accidente y que por ello tienes que aceptar un empleo que te paga el 50% de tu anterior salario, porque puedes trabajar, pero no en tu ocupación habitual. Una póliza de Invalidez basada en tus ingresos repondría parte de los ingresos perdidos, pero no todo. Lo normal es que empiece a pagar cuando has perdido por lo menos el 20% de tu salario habitual. En este ejemplo, la póliza te repondría el 80% de los ingresos que perdiste.
Otra característica de los seguros de Accidentes es que tienen una protección para los tomadores del seguro que es doble. Por un lado, se garantiza que la póliza, una vez contratada siempre es renovable. Es decir, siempre que se pague la prima, la póliza se renueva y el Asegurador no puede cancelarte la cobertura o cambiarte los términos de misma. En segundo lugar, el Asegurador no puede incrementarte la prima por mucha siniestralidad que tengas salvo que la incremente para todos los contratantes que conformen un grupo de riesgo similar al tuyo : (gente de tu misma edad, profesión, etc.)

* Nota. La mejor opción es una póliza no cancelable después de contratada. Uno de los beneficios adicionales a los ya explicados de este tipo de seguro es que te puedes garantizar que tu prima no subirá hasta que cumplas los 65 años.

* Consejo : Como puedes ver, hay muchas opciones para quien está interesado en protegerse de Invalidez temporal o prolongada. Sin embargo, no es tarea fácil cerciorarse de obtener los términos de cobertura que mejor se adapten a tu situación particular. Consulta tus opciones con un especialista en seguros de Invalidez y de Baja Diaria que te ayude a obtener lo que necesitas a un precio que puedas permitirte con comodidad.

Esta entrada fue publicada en Formación en Seguros. Guarda el enlace permanente.