Nuestra filosofía

sp111

  • Creemos que hace falta ser un buen profesional y además que hace falta estar al día  para poder servir de forma excelente a los clientes. Por tanto, nos formamos y nos reciclamos continuamente.

 

  • Creemos que debemos tratar los riesgos y los problemas de nuestros clientes como si fuesen nuestros.

 

  • Si hay  que quedarse más tarde para atender a un cliente, se hace. Si hay que madrugar para ayudarle, no se duerme.

 

  • Si hay que viajar para conseguir una cobertura que no es contratable en España, se viaja.

 

  • Si hay que mirar por el bolsillo del cliente en un momento duro para él a costa de nuestra comisión, se hace.

 

  • Si hay que trabajar mucho para revisar todas las pólizas todos los años, y conseguir para nuestros clientes precios especiales,  se hace.

 

  • Si hay que decirle a una compañía de seguros proveedora que la demandaremos por no cumplir con nuestro cliente a la hora de un siniestro, se lo diremos y además, demandaremos. Y no tenemos duda alguna : sin clientes, no tenemos empresa, por tanto los intereses de nuestros clientes son nuestros.

 

  • Si hay que pelear los siniestros para que avancen y no  duerman el sueño de los justos, pelearemos.

 

  • Si hay que decirle a un posible cliente que paga de más, o que no necesita todos los seguros que tiene contratados, se lo diremos.

 

  • Sabemos que un cliente contento es un cliente agradecido y nuestro mejor vendedor. Creemos firmemente en el “Hoy por ti, mañana por mi” tanto dentro de la correduría como con nuestros clientes y proveedores. Buscamos que en nuestros intercambios todos ganemos.

 

  • Sabemos que un cliente satisfecho acaba convirtiéndose en un amigo. Verdaderamente  cuidamos y mimamos la amistad y la lealtad, ya que son de los mejores valores que existen en la vida y motivo suficiente para levantarse todos los días con ilusión por un trabajo que es muy importante: proteger a nuestros amigos, a sus familias y a sus empresas y empleados.

 

  • Y todo lo anterior es necesario porque nuestra profesión requiere honestidad, transparencia, dedicación y esmero, profesionalidad, conocimientos especializados  y genuina preocupación por los clientes. Porque necesitamos obtener la confianza de nuestros clientes para poder continuar en el tiempo.